Muchas de las personas que buscan una buena pastelería que ofrezca tartas por encargo en Cortes en Madrid quizá hayan probado el crujiente de manzana, apple crumble en el Reino Unido, pero desconozcan su origen. A continuación, te comentamos cómo surgió y cuál ha sido la evolución de este irresistible dulce.

Es en Estados Unidos donde recibe el nombre de apple crisp y donde se inventó esta receta. Data de 1921 y cruzó el Atlántico para convertirse, durante la Segunda Guerra Mundial, en uno de los pocos postres con los que premiaban a los soldados y a los ciudadanos sometidos a las cartillas de racionamiento.

Hoy en día, al encargar tus tartas por encargo en Cortes en Madrid, podrás adquirir este crujiente sin problemas. Es importante mencionar que este manjar se divide en dos: la parte de la manzana asada y el crujiente en sí mismo (preparado a base de harina, mantequilla y azúcar moreno). En el equilibrio entre ambas está el éxito de su sabor.

En un primer momento, se degustaba con crema pastelera para conseguir un equilibrio más que aconsejable. En la actualidad, se puede combinar fácilmente con helado, creando así un contraste gustativo más que adecuado para todo tipo de paladares. Eso sí, solo los mejores maestros pasteleros son capaces de darle ese toque crujiente a este postre y conseguir que su textura te sorprenda desde el primer momento.

En Pastelería Creativa Javier Ramos ofrecemos este histórico postre de forma habitual. No dudes en pasarte por nuestro establecimiento para probarlo. Si lo prefieres, puedes llamarnos para encargarnos la cantidad que prefieras y no tardarás en convertir tu desayuno o tu merienda en un intenso examen a tus papilas gustativas. A buen seguro, no tardarás en enamorarte de tan mágica combinación de sabores que te reconciliará con la repostería más tradicional.